Vicky Cristina Barcelona

Ayer pude ver por fin esa comedia que tantos vapuleos ha recibido por parte de la crítica y que se pueden contar casi con los dedos de las manos a aquellos a los que les ha gustado. Yo estoy en un punto medio pero si tengo que responder a la típica pregunta, inevitable por cierto, de ¿te ha gustado? Tendría que reconocer que sí.

Póster Vicky Cristina Barcelona

Vicky Cristina Barcelona no es un peliculón. No es la historia que te cambiará la vida ni mucho menos. De hecho, es un punto de vista sobre el amor demasiado visto: la golfa, la estrecha, el mujeriego y los cuernos ocultos. Pero hay puntos del guión que me han parecido bastante interesantes y escenas casi perfectas como la discusión en la cocina o distintas confesiones.

El guión de VCB no es macanudo. Ni siquiera los personajes. Vicky es la típica tradicional que se cree a salvo una vez ha conseguido al marido perfecto aunque se da cuenta de que hay alguien que le puede dar mucho más. Ese mucho más es Juan Antonio, el machoman, el hombre aventurero que puede sacar a las remilgadas de su estupendo mundo de alianzas y matrimonios. Obviamente, a la que no puede sacar de ahí es a Cristina, prototipo de la mujer aventurera, fácil para el sexo (que no el amor), perdida e inmadura cuya excusa para no enfrentarse a la realidad es huir. Vamos, más mascado no podía estar todo.

Siento decir que Scarlett Johansson está eclipsada. Desde que vi “Lost in Translation” pensé que jamás podría decir eso, pero a la señorita, que da vida a Cristina se la comen por todos lados. Javier Bardem, brutal en el papel de un hombre un tanto veleta, atractivo, mujeriego y ¿enamoradizo? Rebecca Hall, preciosa y perfecta en la película.

Pero lo siento, quizá sea por mi amor patrio o quizá por sus antecedentes, pero esta película sólo tiene un nombre: Penélope Cruz.

Penélope Cruz como María Elena

Penélope Cruz como María Elena

Espléndida como María Elena. En mi opinión el único personaje diferente al resto. Loca, esquizofrénica, agresiva y perturbante, María Elena es la pieza básica de la única nueva fábula sobre el amor que da la película: ¿hace falta eliminar todos los conceptos que tenemos sobre la pareja para encontrar el amor verdadero? Niñata de mierrrrdaaaa.

En definitiva, Vicky Cristina Barcelona es una película para pasar el rato. Entretenida, floja en muchos aspectos pero grande en otros tantos. No hace llorar, hace reír en algún momento y a mi, personalmente, se me pasó la hora y media en un volado. Véanla si quieren, yo ya lo he hecho y no he salido tan escaldado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s