(F)

El domingo, un amigo cercano de una buena amiga perdió la vida en un accidente de coche. 23 años. He intentado empatizar pero no puedo.

El beso que todos queremos

El pasado domingo, la Selección Española de Fútbol consiguió alzarse con el título de campeona mundial. Una noche, sin duda, plagada de emociones y sentimientos jamás encontrados en los españoles ya que era la pérdida de la virginidad española en este campeonato.

Un servidor, cuyo interés por el fútbol es equiparable al mostrado por la reproducción de las algas marinas, prefirió visualizar una buena película a ver la esperada final. Pero como parte de mi alma está impregnada de un afán cotilla y otra gran parte se muestra completamente azucarada, pinché a mi progenitor para que me avisara con el momento clave que ese partido tenía para mí.

Sara Carbonero se ha convertido en una de las estrellas del mundial. La enviada por Telecinco a Sudáfrica comparte afición y lecho con Iker Casillas, capitán de la Selección, portero de la misma y ya canonizado popularmente por parar con sus zarpas el balón de cuero que podría haber sumido al país en una Depresión que ríanse ustedes de los años 30.

Total, que marujas y marujos, durante todo el mes, el país entero esperaba dos cosas como si de agua y pan se trataran: ganar la Copa y ver un beso entre la pareja. Conseguidos ambos.

No podía ser. Era imposible. Habían ganado y estaban enamorados. No podían dejarnos sin un beso. Eso sería muy cruel. Pero llegó.

Sara empezó la entrevista a su novio como quien no quiere la cosa. Total, solamente alrededor de diez millones de personas estaban palpando la tensión sexual y amorosa entre ambos. Chorribobadas, vaya. Todos, en espera de un beso. El beso.

Sara le preguntó cómo estaba. Ambos estaban histéricos y eso lo notaron desde Galicia a Canarias. Iker empezó a dar gracias a su familia y a su hermano. Llegaba el momento de dárselas a  su novia, esa joven morena que tenía enfrente. Y no pudo evitarlo. Iker se deshizo en lágrimas, se derrumbó e hizo lo que todo hombre enamorado habría hecho: besar a su novia. Posiblemente, una de las personas a las que más quiere en el mundo.

Y la luz se hizo. ¡Estaba ahí! ¡Iker y Sara se estaban besando! Duró apenas 4 segundos. Y fueron dos. Dos besos perfectos. Uno en la boca y otro en la mejilla. Sinceros, limpios, profundos, esperados, anhelados, cariñosos.

Yo salté de mi silla. Era EL MOMENTAZO. Una pareja que había luchado durante todo un mes contra ataques, rumores y comentarios. Y sólo con ese beso…ese beso perfecto. Ese beso que no se olvidará jamás. Ese beso que queremos vivir todos.

Él, dejó a un lado la tontería de los machotes y se rindió a su amada. Ella no supo reaccionar. Lo que está claro es que es el beso más sincero que hemos visto jamás en directo. El país entero que seguía Telecinco en ese momento volvió a enamorarse. Sara e Iker. Iker y Sara. Más felices, imposible.

Dos besos de oro. Dos besos de enamorados. Dos besos de la que ahora es, sin duda, la Pareja de España.

Bravo.

Yo quiero vivir eternamente en besos así.

EL MOMENTO: http://www.youtube.com/watch?v=FF4xY-ngSso

Lo que el fútbol une…

…que no lo separe el hombre. Ayer, la Selección Española de Fútbol consiguió en Sudáfrica el que posiblemente sea el título más importante de toda su longeva vida: el Campeonato del Mundo.

Tras un mes de mundial, en el que alcanzar la victoria ha sido ardua tarea, ayer, gran parte de España explotó tras ver triunfar a su equipo representante. Digo gran parte porque soy consciente de que había un grupo de personas ajenas a todo este pseudocirco, entre los que yo me encuentro.

El fútbol me da igual. De hecho, estaba viendo una película durante la final del dichoso mundial. Me hiere en los nervios ver cómo se exagera esta competición y ver a personas que solamente gritan ‘Viva España’ cada cuatro años. Me sienta como un puñetazo en mis lugares más sensibles este pseudopatrotismo temporal.

Pero por otro lado me alegra. Agacho mi cabeza y reconozco públicamente que sólo el fútbol ha sido capaz de un unir a una gran parte de la población de un país cada vez más distante y heterogéneo. Banderas, cantos, lloros, emoción, diversión, nervios… y todo por la misma causa. Una causa que no comparto pero que honro por haber sido capaz de algo que ni la cultura, el cine, la política, la Historia o la Tradición no han hecho.

Mi enhorabuena a la Selección. Pero volvamos a la realidad.

Miss Católica

Acabo de leer una noticia en mi siempre fiel 20 minutos que me ha indignado una vez más en referencia a este tema.

Miss California 2009 estaba a punto de ganar el certamen de MissUSA09 cuando Pérez Hilton, más una marica mala que un activista homosexual le preguntó acerca de la opinión de la joven sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo.

La joven, sincera, coherente con sus creencias, y cristiana contestó que sin ánimo de ofender a nadie, el matrimonio era un concepto de hombre y mujer. Perdió el concurso y al día siguiente, junto a varios insultos, Pérez Hilton reconoció que no había ganado por esa respuesta.

Este año, Rima Fakih se ha convertido en la primera musulmana en convertirse en MissUSA. Y nadie le preguntó lo mismo que a la joven cristiana. Ni siquiera se atrevieron a preguntar por el trato que varios países otorgan a los homosexuales basándose en la misma fe que procesa la joven.

No soy cristiano, y Dios sabe lo lejos que estoy de ello, pero estoy harto de que se les juzgue continuamente, que casi no tengan derecho a expresarse y que en la mayoría de los caso sean juzgados injustamente. También estoy harto del miedo que se le tiene a la fe musulmana. Muy harto. ¿Se le tendría el mismo respeto a Cristo que a Mahoma si los católicos amenazaran de muerte a todo aquel que osara manipula la figura de su Hijo de Dios?

¡Qué tristeza! Ya ni siquiera podemos tener libertad religiosa.

Personas en las que deberíamos haber pensado… (I)

…pero no lo hicimos

ANTONIO

Gracias a todos.

A N, A, R y S por los maravilloso guiones y su amplia colaboración. A H, R, I y F por su estupendísima realización. A S, P y S por sus grandiosas entrevistas. Y muy especialmente por mi parte a B, L y B por su pacienca y eficazia. Además de T por su preocupación y ánimo y de J por su confianza, enseñanza, apoyo y ánimo.

Aterrizo al mundo real tras la experiencia de la Gala. Y con el orgullo bien hinchado.

Érase una vez Bibiana Aído

Bibiana Aído, nuestra ministra de Igualdad y uno de mis objetivos de crítica favoritos ha vuelto a cagarla. Una vez más. Ahora, la cabeza de este absurdo ministerio quiere retirar de las aulas escolares públicas cuentos clásicos como ‘Blancanieves y los 7 enanitos’ por considerarlos sexistas.

Bibiana Aído, ministra de Desigualdad

Bibiana Aído, ministra de Desigualdad

Esta tontada forma parte de la larga lista de tonterías que la más joven de las ministras ha ido proclamando desde su mandato. Ahora, Aído considera que ‘Cenicienta’ o ‘La Bella Durmiente’ son cuentos que dan una imagen machista. Que degradan a la mujer. Que la colocan en una “actitud pasiva”.

Casi todas las historias colocan a las mujeres y a las niñas en una situación pasiva, en la que el protagonista, generalmente masculino, tiene que realizar diversas actividades para salvarla”

Bibiana Aído. Del género tonto.

Algunas de las princesas Disney

Algunas de las princesas Disney

Parece ser que a Bibiana Aído no le han contado estos cuentos de pequeña. Tampoco parece que haya visto alguna de las películas adaptadas de estos cuentos. Porque en ese caso no hubiera llegado a Ministra, ¿no?

Parece que no entiende el mensaje de superación de ‘La Sirenita’ o el ataque a la superficialidad de ‘La bella y la bestia’ o el amor mágico de ‘La Cenicienta’ o los mensaje de relación social y consejos de ‘Blancanieves’.

Aído se apunta otro tanto. Ya veremos con qué nueva estupidez nos sorprende. Yo, desde luego, leeré estos cuentos a mis churumbeles. Y churumbelas, perdonen, no quería ser… sexista.